martes, 3 de mayo de 2011

Elizabeth Taylor que estás en los cielos

Fue una activista siempre. Ya desde muy joven había sido bastante sensible a la marginación que provocaba la diferencia.

En 1955 trabaja con James Dean y Rock Hudson en Gigante. Dean murió en un accidente de auto apenas terminar el rodaje (1955). Se dice que ella fue a ver el cadáver y lo abrazó como para darle ese amor que nunca tuvo. Hacía poco le habría contado ese gran secreto que lo marcó para toda su vida y que lo volvió un desadaptado: a los 11 años había sido abusado por un pastor de su iglesia.

Con James Dean

En 1958 filma La Gata Sobre el Tejado Caliente, pero la censura elimina del guión toda referencia a la homosexualidad existente en la obra de Tenesse Williams. Bueno, eran años difíciles para la visibilidad, aún regía el Código Hays de autocensura fuertemente influenciado por el poder de la iglesia.

En 1959 protagoniza, con Montgomery Clift, la película de temática gay De Repente el Último Verano, la primera película en Hollywood donde se menciona la palabra “homosexual”. Gracias a su actuación (por la que fue nominada a un Oscar) esta arriesgada película tuvo éxito. Según Hadleigh (1996), además, insistió para que Clift fuera parte del proyecto pese a que este, metido en una espiral autodestructiva de alcoholismo y drogas, no se encontraba en buen estado y las compañías aseguradoras se negaban a asegurarlo.

Con Montgomery Clift en De Repente el Último Verano

En Reflejos en un Ojo Dorado (estrenada en 1967) intenta lo mismo para que Montgomery Clift sea su coestrella, pero el director era el homofóbico John Huston, que ya había tenido problemas con la homosexualidad de Clift durante el rodaje de “Freud” y no lo aceptó. En Reflejos…, Liz hace el papel de esposa de un militar homosexual que ama a un soldado que la ama a ella.

Hadleigh observa tintes lésbicos en Ceremonia Secreta (1968) donde una madre (Taylor) que ha perdido a su hija conoce a una chica (Mia Farrow) que ha perdido a su madre y se la lleva a vivir con ella.

Con Mía Farrow en Ceremonia Secreta 

En Salvajes y Peligrosas (1972) hace de una esposa que para salvar su matrimonio llega a la cama con la amante (Susannah York) de su marido (Michael Caine). Dice el Blog Crónicas de Cine sobre esta película que no he visto: “ ...una comedia brillante y amarga, en la que ejercía un acto de manipulación feroz; Michael Caine la cuerneaba con Susannah York, Liz intuía que la York era una lesbiana reprimida, la seducía, se acostaba con ella y recuperaba así a Caine.”

A la muerte de Rock Hudson (1985), provocada por el SIDA, fundó amFAR (American Foundation for AIDS Research), convirtiéndose en una activa luchadora contra la propagación del VIH. Por esta labor recibe en 1992 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Dijo en su discurso al aceptar el premio:

...

"Desde que la larga sombra del sida oscureció los libros de Historia de la Medicina, he sido testigo de las más hermosas y de las peores experiencias. Lo mejor y lo peor del ser humano. No he visto nada más hermoso ni nada más valiente que el invencible espíritu y la valentía de aquellos que luchan por su vida. Nunca he visto crueldad ni maldad en el corazón de los enfermos o de los que lloraban la pérdida de algún ser querido; lo que me ha horrorizado, más que ninguna otra cosa, han sido los prejuicios y la violencia con que se les discriminaba. Es hora de que el mundo se dé cuenta de que las personas aquejadas por el sida no son nuestros enemigos. Nuestro verdadero enemigo es el virus. 
"En todas las naciones, en todos los países, es hora ya de dejar de hablar de "nosotros" y de "ellos". Todos somos "nosotros"; todos los enfermos son nuestros hijos, todas esas familias son nuestros amigos; todas las muertes son nuestros fracasos por no haber hecho lo suficiente por evitarlas..."

 ...


Michael Jackson cantando "Elizabeth I love you" con la presencia de la actriz.

Referencias mencionadas:
Hadleigh, Boze (1996), “Las Películas de Gays y Lesbianas. Estrellas, directores, personajes y críticos”. Odin Ediciones, Barcelona. 


Nota: El título del post está basado en el título de la película "Gary Cooper que estás en los cielos" (1980) de Pilar Miró.

2 comentarios:

ANGEL AZUL dijo...

Me encantó estta reseña de Liz Taylos. Besos.

Julio dijo...

No se ha valorado lo suficiente, creo, el que la Taylor apoyara con su prestigio el poner el tema en el tapete en películas riesgosas como las que he recogido. Me pareció importante mencionarlas. Gracias por tu comentario!